Diferencia Entre Grupo Y Equipo De La Casa

Como se hace introduccion de los ensayos

Del punto de vista filosofsko-concepcional es importante comprender que la lucha de hoy por la supervivencia de la humanidad es apretadamente vinculada a una nueva sensación del mundo, con la comprensión de lo que el futuro puede y no ser, el tiempo social puede acabar, el siglo XXI puede hacerse el fin de la historia humana. Por eso la lucha por la supervivencia debe ser conjugada con la lucha en tiempo, ya que puede encontrarse el factor de principio en el sentido ekologo-global — la persona puede y no llegar a tiempo adaptarse a las nuevas realidades.

Las civilizaciones pueden mezclarse, ser puesto una a otra, incluir las subcivilizaciones. A pesar de todo esto, las civilizaciones representan las ciertas integridades. Las fronteras entre ellos son raramente preciso, pero son reales. Las civilizaciones son dinámicas: a ellos es la elevación y la declinación, se didviden y se reúnen y desaparecen, son apretados por las arenas del tiempo.

El desarrollo de las civilizaciones acompañan las contradicciones y los problemas, que llevan al fin de cuentas las civilizaciones al envejecimiento inevitable y la pérdida o al cambio de unos por otros. En este sentido no hay absolutamente ningunas razones de contar el desarrollo de la civilización terrestre excepcional. La vida — esto no es tanto la forma de la existencia de la materia, cuánto una de las formas de la autoorganización de la materia. Para la formación de los tipos biológicos, incluso la persona, no han sidos necesario los componentes especiales o las sustancias. Cualquier proceso de formación — es el proceso de la creación independiente. Se puede afirmar que nuestra civilización — no único y no único en los vastos espacios del universo, y su fase actual — esto sólo el instante en los cambios infinitos.

No la bóveda dura gobernaba, que ejecución garantiza "el salvamento", y propia conciencia, los conocimientos, el talento en la combinación con la caridad y el amor a próximo ¾ deben determinar el carácter de las decisiones aceptadas por la persona. Sin esto es imposible "el salvamento", e.d. el futuro. ¿Si no en esto la forma superior de la moral, capaz de servir a la base del imperativo moral, la llave del imperativo ecológico? Parece que es necesario reconocer estos principios del cristianismo y de verdad incluir en la conciencia pública y transformar en la base de la tradición cotidiana.

Confrontando los sistemas diferentes de los comienzos morales, se puede descubrir que por los logros superiores en la representación sobre el aspecto moral de la persona, las necesidades imperiosas que responde de la situación moderna ecológica, había unas miradas del cristianismo temprano no sobrecargado por la jerarquía confesional y la proximidad a los omnipotentes. Los principios del Nuevo Testamento eran formulados, puede ser, más inteligente, más exactamente, sabio, la persona alguna vez que vivía en la Tierra. En la sabiduría de estos preceptos se ve la razón básica en beneficio de la realidad de su existencia: el mito puede ser todo, cualquier cosa, excepto la profundidad de la comprensión de los destinos de la persona, su futuro posible.

La situación a finales del siglo XX se complica que para el desarrollo ulterior de la producción — para el objetivo básico de la sociedad — son necesarias una especialización aún más profunda, más ancho, que hoy, la informatización, la penetración de los medios técnicos en las partes más íntimas de la actividad humana en general, la producción y el consumo en particular.

Según O.Shpenglera el desarrollo del pueblo es el desarrollo de su cultura, sus bases pueden ser diversas y hasta son opuestos. Cada cultura es la formación inconfundible, única y cerrada. Él dibuja las imágenes de las 8 culturas, que existían en la tierra: egipcio, babilónico, indio, chino, grecorromano, vizantiysko-árabe, de Europa occidental y la cultura. En la introducción "al Ocaso de Europa" cree que de las culturas llamadas continúa la existencia solamente de Europa occidental, que ha entrado en la fase de la terminación y la declinación, el ocaso.

Las restricciones puestas por el imperativo ecológico, tocarán es industrial ante todo los países desarrollados, pues en su parte cae el consumo excesivo de la energía, los recursos naturales. Los habitantes de estos países deben en primer lugar hacerse a la vía de la autorrestricción razonable, la regulación de las necesidades y el consumo.